Empezar a simplificar organizando la propia mesa de trabajo es una gran idea.

¿Conoces el Método kaizen o 5 “S”?

Simplificar equivale a eliminar todo lo que estorba.

Esta tarea, que a priori parece tan sencilla, es muy perturbadora. Nos obliga a hacer limpieza, a mover las cosas de su sitio, examinarlas y ponerlas en su lugar.

¿En qué lugar? ¿Estaban en el sitio correcto?

Empezar por nuestro lugar de trabajo suele ser una buena idea cuando no tenemos tiempo. Es la paradoja de la organización. Despejar, quitar todo lo que estorba, rescatar lo importante. Vaciar la mesa y la mente de todo lo que no hace falta hoy, aquí, ahora.

Así que, anímate. Empieza por despejar tu mesa. Luego, podemos seguir con el método Kaizen o de las 5 S, que se inicia con la empresa Toyota en los años 60.

Varios estudios estadísticos demuestran que aplicar las primeras 3S da lugar a resultados tan interesantes como el crecimiento del 15% del tiempo medio entre fallos, el crecimiento del 10% en fiabilidad del equipo, la reducción del 70% del número de accidentes y una reducción del 40% en costos de mantenimiento.

¿Quieres conocer las 5S? Sigue leyendo:

Las 5 S

  1. Seiri (clasificación): separar elementos innecesarios y eliminar lo que no es útil.
  2. Seiton (orden): situar elementos necesarios y organizar el espacio de trabajo eficazmente.
  3. Seiso (limpieza): eliminar la suciedad, mejorando la limpieza.
  4. Seiketsu (normalización): establecer calendarios de limpieza.
  5. Shitsuke (mantener la disciplina): revisar periódicamente si se están cumpliendo los calendarios. Si hay que hacer ajustes o no, y acordar las nuevas fechas.

Las cinco etapas son muy sencillas de implementar, y se pueden extrapolar a muchos otros procesos.

¿Te animas a probar limpiando tu mesa?

Imagen de Kevin Phillips en Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.