Organización profesional:

El servicio de ORGANIZACIÓN PROFESIONAL se ofrece cuando se detecta que el cliente podría optimizar el uso del tiempo con una correcta organización y planificación del hogar.

Una organizadora profesional se encarga de distribuir los espacios físicos e implementar rutinas para optimizar espacio y tiempo.

Se trata de simplificar nuestra vida, eliminando todo lo innecesario, haciendo un inventario de lo que sí queremos que se quede, bien porque tiene un valor sentimental, un valor temporal (navidad, carnavales, verano…) o es material necesario para el desarrollo de actividades deportivas, recreativas o aficiones (montaña, bicicleta, fotografía, ganchillo, pintura…)

Esta limpieza física supone, en muchos casos, una auténtica renovación interior. Se descubren, a veces, muchos duplicados y se aprende a gestionar mejor el material, pudiendo plantearse la posibilidad del alquiler estacional (esquís…) en lugar de la compra. O incluso de la donación si el material ya está obsoleto para nuestra familia (ropa deportiva o estacional de tallas pequeñas…)

Las zonas más habituales para las que se contratan los servicios de una organizadora profesional son: armarios, cocina, trastero, garaje, …

Los objetos no tienen la capacidad para hacernos felices.

Si tuvieron su momento en nuestra vida, pero ya no es así, ¿para qué los estamos guardando?