¿Tu casa te estresa?

¿Cuánto tiempo hace que miras tus cosas y piensas: mañana ordeno?

¿Cuándo fue la última vez que compraste algo porque eras incapaz de encontrarlo en casa?

Ordenar es bastante difícil, organizar ya es otro nivel.

Un espacio organizado es aquél en el que las cosas están cuando vas a buscarlas. Y vuelven a su sitio después de usarlas, porque caben.

Quieres que tu casa vuelva a ser un hogar.

Que tu habitación, tu baño o tu cocina sean lugares agradables y fáciles de limpiar, pero no sabes cómo hacerlo.

Es normal. Tiene truco. A ti no te lo han contado.

Bueno, pues voy a darte cuatro ideas para que puedas empezar.

Cómo descongestionar tus espacios, el lugar donde habitas.

  1. Observa el desorden. Sí, “ver” el desorden es el primer paso. Respira hondo. Piensa por dónde empezar.
  2. Despeja las superficies. Luego tienes que sacarlo todo y limpiar los armarios.
  3. Emplea el método R.U.T.A.  Regálalo, Úsalo, Tíralo, Alguien lo querrá comprar, véndelo. Tira sin remordimientos si está viejo o roto y no se puede arreglar. Pero si te lo quedas, arréglalo.
  4. Ahora sí, con lo que queda, decide en qué sitio vas a guardar cada cosa.

¿Parece fácil, eh? Pues no lo es.

Para un baño desordenado, de tamaño medio, calcula de dos a tres horas.

Para una cocina, de tres a cinco horas. Lo mismo para una habitación.

Pero lo primero, es tener un plan.

Si no tienes un plan, La Sastrería del Tiempo sí lo tiene.