Beneficios y ventajas que se obtienen contratando a un sastre del tiempo o cronoprogramador(a):

  • Ahorro de costes (administrativos, de producción, de recursos humanos, según la empresa y el plan propuesto).
  • Aumento de la eficacia.
  • Incremento en la eficiencia mediante la aplicación de protocolos de actuación.
  • Actualización del organigrama.
  • Cumplimiento de plazos profesionales.
  • Unificación de criterios. Cuando se establece un protocolo de actuación, todos los implicados saben qué deben hacer, cómo, cuándo, por qué y para qué.
  • Saber delegar. Se enseñan las pautas que permiten decidir qué tarea se puede delegar y cómo formar a la persona o departamento en quien se va a delegar.
  • Depuración de responsabilidades.
  • Diferenciar reunión de despacho. Conocer la diferencia entre ambas.
  • Gestión de interrupciones e imprevistos.
  • Simplificación de la dinámica de los grupos de trabajo y/o departamentos. (El grupo de trabajo se crea puntualmente para afrontar un proyecto determinado).
  • Ajuste de la agenda al nuevo contexto.
  • Revisión de los puestos de trabajo para su optimización.