Es una frase que, casi todos hemos pronunciado alguna vez.

Nos falta tiempo. Para estar tranquilos, para estar con nuestra gente, para trabajar, para vivir… nos falta tiempo.

Sin embargo, cuando el día empieza, todos: pobres y ricos, tenemos 24 horas. 1.440 minutos para vivir. La vida, todos los días te da tiempo. Te lo regala, y hay mucha gente que no valora esa oportunidad nueva, que se nos ofrece todos los días. 1.440 minutos para vivir.

¿Estás viviendo la vida que quieres vivir o estás improvisando constantemente?

Es que no tengo tiempo…

Es que si tuviera más dinero, si tuviera más apoyo, si hubiera estudiado más, si hubiera hecho esto o lo otro…

¿Sabes lo que pasa?

Que después de visto, todo el mundo es listo.

Conformarse es una opción tan válida como cualquiera, si es fruto de una decisión propia. Porque si no lo es, hay que hacer algo.

Nada es tan absurdo como pretender que las cosas cambien mientras seguimos haciendo lo mismo día tras día.

Así que, si quieres cambios, hay que ponerse manos a la obra, ¡YA!

Fácil no va a ser, si lo fuera, todo el mundo lo haría. Es complicado y divertido. Tiene trucos, muchos trucos, los puedes aprender por tu cuenta o puedes dejarme que te los enseñe.

Como siempre, es decisión tuya.

1 Comment

  1. Cuanta razón hay en todo lo que comentas.
    Muchos necesitamos a alguien que nos sepa guiar para cambiar muchas cosas que en nuestro día no nos gustan.
    Veo que la Sastrería del Tiempo es una buena opción para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.